De repente el cielo se tiñó de rojo sangre

el

“Paseaba por un sendero con dos amigos – el sol se puso – de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.”

Edvard Munch (18631944) en su diario íntimo.

Munch inmortalizó esta impresión en el cuadro La desesperación, que representa a un hombre con un sombrero de copa, de medio lado, inclinado sobre una prohibición y en un escenario similar al de su experiencia personal.

No contento con el resultado, Munch pinta un nuevo cuadro, esta vez con una figura más andrógina, de frente, mostrando el rostro, y con una actitud menos contemplativa y más activa y desesperada.

"Skrik", imagen cortesía del Munch museet

Muchos artistas han inspirado sus obras en el famoso grito. Entre 1983 y 1984 Andi Warhol realizó una serie de estampas sobre la obra de Munch. La idea fue desacralizar la pintura convirtiéndola en un objeto de reproducción en masa.

 

Andy Warhol (1928-1987) The Scream

 

Gracias a las nuevas tecnologías podemos disfrutar de esta obra digital realizada por Sebastian Cosor.

Con ustedes, “El Grito” versión realidad virtual:

 

Tu opinión es bienvenida, ¡anímate a escribir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s