Segunda selección

el

La vida social y sexual virtual tiene sus secuelas no sólo en videos sino en blogs y sesiones de fotos donde los avatares se dejan ganar por el cholulismo y las ganas de figurar.

Valentine's Day Couple: Zach Kelberry and Colton Boxen by EDDI HASKELL

 

Si bien el caracter virtual otorga un amplio margen para modificar las leyes que impone la realidad, no es condición unica para que de pronto los prejuicios, los tics y los mandatos se erosionen completamente.

Uno de los cuestionamientos más severos que se le hacen a este lenguaje es justamente su tendencia a la simplificación en lo referido a las cuestiones gráficas, a sus grandes limitaciones técnicas y estéticas a la hora de construir los avatares y los espacios en los cuales se va a desarrollar la vida paralela.

Con una estética de crucero, con exceso de palmeras, y de medio pelo en la decoración, tal cual como sucede con las leyes de la genética, el avatar construye su imagen corporal combinando una serie limitada de opciones.

Los movimientos de los personajes, con algunas salvedades, como por ejemplo que son capaces de levantar vuelo, mucho tienen que envidiarle a los de carne y hueso. Si bien cada vez más personas, jueguen o no, viven gran parte de su vida en contacto con emociones virtuales, todavía muy poco se le ha prestado atención a la génesis de estos mundos y habría que preguntarse a qué se debe ese desgano en invertir energías y dinero en mejorar la técnica que se sigue resistiendo.

A su vez, las producciones en video, en blogs y en webs que son secuelas de Second Life, en su gran mayoría, lejos están de desentenderse de mandatos y obligaciones sociales, sino que terminan siendo reproducción casi infantil de las mismas. De hecho, uno de los personajes más populares en las periferias de este segundo mundo, es un fotógrafo virtual, Eddi Haskell habitante él mismo de Second Life que se encarga de reproducir en su blog escenas que transcurren diariamente en el juego.

Una especie de paparazzi especializado en avatares gays que los inmortaliza, como si tal cosa fuera posible, en escenas memorables. Registra fiestas, campeonatos, elige al chico lindo del día, da cuenta de nuevos eventos y a su vez va armando una elite de bellos, triunfadores y reconocidos seres virtuales.

Mucho habrá que trabajar, más que el creador de este mundo imporfecto, ya sea un estallido, ya sea Alá o Jehová, para ejercer la libertad y la imaginación de tal modo de no caer en la misma vieja trampa.

Fuente: Página 12 Argentina, suplemento SOY

Un comentario Agrega el tuyo

Tu opinión es bienvenida, ¡anímate a escribir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s