Cursos virtuales facilitan la enseñanza de temas complejos

el

“A través de la virtualidad todo es posible: desde generar un curso dirigido a un cirujano que realiza operaciones del corazón, un curso para cambiar las llantas, reparación de un motor o un curso de paracaidismo” asegura Pedro Camacho, director general de la Fundación para la Actualización Tecnológica de Latinoamérica, quien sostiene que en el tema virtual la recomendación es arriesgarse.

Todo es posible por medio de un curso virtual“, asegura Camacho –experto internacional con amplio conocimiento y experiencia en el diseño, mediación y evaluación de entornos virtuales de aprendizaje– afirma que en la virtualidad no se logra sustituir del todo el calor humano, pero que se trata de un medio que permite establecer otro tipo de relaciones en las que se desarrolla más confianza.

Camacho fue entrevistado por El Financiero donde expresó sus ideales sobre enseñanza virtual.

¿Cómo es un ideal entorno virtual de aprendizaje?

Uno que incluya los tres bloques en la estructura del un aula virtual:

-Bloque inicial: aquel que permite interacción social de todos los involucrados en el proceso de aprendizaje.

-Académico: debe tener secciones obligatorias: una sección de exposición de la información, otra sección de rebote en la que el estudiante genera una reacción y define si conoce el tema  (en caso negativo, regresa a la sección de exposición), una tercera sección de construcción de conocimiento y de intercambio de datos que se desarrolla de manera colaborativa con los pares virtuales, y por último, una sección de comprobación en la que el tutor genera una actividad para que el estudiante demuestre el concimiento aprendido.

-Bloque final ó cierre: se brinda retroalimentación a todo el entorno virtual de aprendizaje.-¿Cómo aprovechar mejor esta herramienta?

Arriegándose. Decir que con capacitaciones es mentira. Pregunte hoy quién no tiene Facebook o Twitter, o no usa Youtube. Todos sabemos cómo se utilizan, el asunto es arriegarse a usar esas herramientas y no lo hacemos porque tenemos una venda en los ojos y pensamos que tenemos que tocarnos y vernos… sin embargo, es a través de la virtualidad que todo es posible, desde generar un curso dirigido a un cirujano que realiza operaciones del corazón, un curso para cambiar las llantas, reparación de un motor, curso de paracaidismo… no hay un ejemplo en el que no se pueda utilizar la virtualidad.

¿Cuáles son las áreas más fuertes para enseñanza virtual?

Aquellas que son más difíciles de enseñar, como matemáticas. La gente piensa que va a ser imposible y es precisamente lo que tiene más impacto. Es más facil porque se puede repetir la misma clase unas 100 veces, entonces los temas más complicados se exponen de forma más efectiva.

¿Y los principales retos del sector?

Lograr que las autoridades no docentes miren la virtualidad como un recurso más, como una pizarra, como el marcador, el proyector… es importante que las autoridades permitan el desarrollo de esas áreas e incluir estándares que permitan darle la misma valía que se le da a la educación presencial.

¿Cambian las reglas del juego?

No cambian, todo lo contrario, pues hablamos de una correcta educación en la que el profesor no es dueño del conocimiento, sino un compañero en el proceso de aprendizaje.

Fuente El Informador

Crédito de imagen: kqedquest via photopin cc

Tu opinión es bienvenida, ¡anímate a escribir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s