Second Life es un espacio íntimo

Estando un poco alejada de Second Life (pero no de ti Berna)… he sido testigo de una situación que realmente me sorprendió. Esta tarde conocí en Real Life a una persona que, al igual que yo, reside en nuestro querido y algo deteriorado mundo virtual. Y quiero contarles mi experiencia.

Se trata de  una persona de sexo masculino que aparentemente está relacionada con la docencia dentro del metaverso. Sus palabras fueron claras y logró captar la atención de su público de oyentes, mientras explicaba de qué trata Second Life y el sinfín de actividades y experiencias que pueden vivirse allí, experiencias que todos conocemos y no vale la pena mencionarlas.

Yo lo escuché con atención, no me atreví a más, simplemente me quedé callada.

Podría haber interactuado con él, contándole que llevo más de cuatro años en Second Life, en los cuales he experimentado todo tipo de sensaciones, tanto así que hoy estoy felizmente casada con una persona a quien quiero mucho, más allá de la virtualidad.

Reflexiono y pienso… ¿cúales fueron los motivos que me impidieron manifestar que existo en Second Life? ¿Acaso fue tan grande la sorpresa que no tuve tiempo de reaccionar? ¿O al creer que los demás no puedan comprender mi existencia virtual prefiero mantenerlo en secreto?

Si decidiera compartir mi vida en Second Life con las personas que me rodean en Real Life… ¿podrían entenderme?

Se me ocurren muchas razones y no quiero apresurarme a responder, pero si decidiera compartir mi vida en Second Life con las personas que me rodean en Real Life… ¿podrían entenderme? ¿Tendrían la capacidad para comprender lo que significa identificarse con un avatar y de ésta forma establecer relaciones con los demás residentes y con el mágico entorno que nos rodea en el mundo virtual? ¿O sólo aquellos que lo “viven” podrían entenderme?

No sé cómo el resto de las personas maneja esta situación,  pero sí sé que en mi caso, Second Life es un espacio íntimo, alejado de mi Real Life y compartido exclusivamente con personas que ocupan un lugar especial en mi corazón virtual y real.

Crédito de foto: Lainy Voom/LISP Bazaar/Pandora
Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Morrigan Mathy dice:

    Mi experiencia fué al contrario… “Desvirtualizamos” lo virtual, hace ya unos… 4 años.
    Eramos cuatro locos montando prims y de pronto salió la idea de hacer algo juntos en RL, y desde entonces, al menos una vez al año, en una fecha bastante señalada para nosotros, intentamos volver a ver nuestros “yo” reales y dejar aparte ese mundo de píxels.
    Es más… uno de ellos comparte conmigo mucho más que una afición… y nos vemos durante todo el año.
    Estoy encantada de haber “desvirtualizado” lo virtual, y saber que puedo contar con ellos en la vida diaria.

    1. nivecita dice:

      Gracias por tu comentario Morrigan!! Particularmente no sé si soy capáz de “desvirtualizar” mi virtualidad, pero tu experiencia suena muy interesante!!!
      Quizás algún día me anime…
      Saludos!!

  2. Hace años -no pregunten cuántos, digamos que muchos ;) descubrí el chat IRC y a partir de ese día, mi mundo no fue el mismo. Como le pasó a Morrigan, nos juntamos en un par de reuniones (las distancias a veces complican las cosas) y hasta hace un año una de las chicas del grupo pasaba a vistar cuando venía de vacaciones con la familia a mi ciudad.

    Lo que le pasa a Nive también debe tener que ver con Second Life, que tiene tan mala prensa y reputación, y por ahí eso la hace reprimir ante otro residente

  3. Gustavo.Boehm dice:

    En mi opinión y sabiendo que se trata de un tema controversial y opinable y que la mía es solo eso, una opinión más, yo diría que lo que le sucede a la redactora y que, curiosamente le sucede a muchos residentes, es muy simple: se avergüenza de su participación en Second Life. ¿Y porque nos avergonzaríamos de participar en el metaverso de Linden Labs mientras twiteamos o tenemos Facebook sin ningún problema?

    Sin querer implicar de ninguna de manera que la redactora se avergüence por alguna conducta propia..:-), y entre otras muchas cosas, creo que uno de los errores fundamentales del proyecto de Philip Rosedale y uno de los que más ha contribuido a su fracaso respecto de sus metas originales, a su mala prensa y a que sus usuarios se avergüencen de participar; es haberlo planteado falazmente desde el principio y desde su propio nombre como una “segunda vida” y que esa vida se viva generalmente desde al anonimato (fervientemente promovido por Linden Labs) y no con una identidad real como sí sucede en las redes sociales actuales. Me atrevo a afirmar que vida hay solo una, la real que nos toca vivir (aunque la vivamos sentados frente a una PC manejando muñequitos), lo que somos en verdad aun disfrazados con el avatar más sofisticado, y con esa, nuestra verdadera y única identidad, las personas podemos manifestarnos en diversos medios (reales, escritos, virtuales). Por más que queramos no podemos dejar ser quienes somos para ser “otro”. Existe sí el seudónimo, pero aún el seudónimo no es una segunda vida, siempre es una única y verdadera persona la que se expresa a través del seudónimo, aunque oculta, en un juego aceptado también por el lector.

    Pero en Second Life este concepto falaz de “segunda vida anónima” confunde, produce esa sensación tan intrigante y perturbadora de no saber bien frente a quienes estás (ni muy bien quien es uno mismo en ese mundo virtual) y que vos podrías ser otra persona y no poder distinguir qué cosas son realidad y cuales fantasías, fantasías tuyas y fantasías de los demás, y guarda no descalifico las fantasías, digo que el problema es confundir las fantasías con la realidad…

    Hay en esto de la segunda vida una especie de travestismo que sea donde sea es controversial o tabú, y TABU es una palabra clave en el problema de Second Life. Por ejemplo: podes tener hijos de mentira que son muñequitos sin vida ni alma, partos virtuales, familias también de mentira que son una especie de raro juego, adultos que se comportan como hijos de otros avatares que se comportan como padres sin serlos, la gente miente o juega roles que no se condicen con su realidad. Podes tener un segundo matrimonio con una persona que nunca viste personalmente en una isla desierta que solo es un software en circuitos electrónicos, cuya existencia misma ya es dudosa, o sexo virtual que todos sabemos que es masturbación (el tema del sexo sin ningún tipo de límite tan frecuente en SL puede llegar a generar situaciones de sometimiento, esclavitud, maltrato y discriminación que para determinadas legislaciones, como la nuestra, son incluso delitos y en pocos lugares he visto que se degrade tanto a la mujer bajo la forma de un juego como en second life, y la gente se presta a eso, insólito o no), o hasta por ahí sos avi mujer y sos hombre en la vida real o viceversa. Bajo identidades falsas, muchos enfermos o no tanto se animan a “realizar” sus perversiones aunque sea bajo la forma de un juego, facetas de las personas definidas como segundas vidas que NO son normales ni reales y por eso precisamente muchos las ocultan… y he dado solo algunos ejemplos. Todo esto empaña, ensucia y distorsiona lo muy serio que podría hacerse a través de una herramienta tan sofisticada como lo es un metaverso (educación a distancia, telepresencia, etc.), aunque aquí la palabra “sofisticada” tiene sentido en su verdadero significado y por eso sucede con Second Life lo que sucede y Linden Labs es el principal responsable de esto, ellos lo construyeron así.

    Resumiendo: confundidos (o aprovechándose) por la falacia de creer que se puede ser lo que no se es y amparados por el anonimato, ambas cosas promovidas directamente por Second Life, muchos (NO TODOS, GUARDA) se animan a hacer, decir o representar cosas que no harían de otra manera, porque son Tabú, porque son controversiales, y lamentablemente, muchas incluso podrían ser delitos. No digo que todas sean malas, pero es inevitable que muchos se avergüencen por lo que hacen y muchos otros se avergüencen de estar en un lugar que avergüenza, porque además, ”¿qué es eso de adultos jugando con muñequitos?”…:-), el común de la gente, aún no lo entiende. Y lo digo con pena, ya que siempre encontré fascinante la idea de un mundo virtual y soy un activo residente de Second Life desde los buenos viejos tiempos del 2005/2006 cuando parecía que íbamos a construir el nuevo país digital, la nueva web, y no fue así.

    Muy diferente hubiera sido SL, creo, si como en cualquier red social seria se hubiese fijado como condición básica de ingreso usar la identidad real, con un nickname sí, aunque pudieras, como sucede con Facebook o Twiter, crearte también una identidad ficticia pero siempre asumiendo que eso es la excepción y no la regla.

    Si estuviésemos ahí, en la virtualidad, siendo nosotros mismos y no otros….

    1. nivecita dice:

      Gracias por expresar tu opinión Gustavo, lamento no haber podido responder antes, pero me alegra leer tu comentario porque es bastante “jugoso” a mi entender.
      Para comenzar, lamento decir que te equivocas al pensar que me avergüenza estar en el metaverso, todo lo contrario, si así fuese simplemente lo hubiera probado y abandonado enseguida.
      Tampoco me avergüenzo de mis acciones en SL…de hecho, me confunde pensar que podría avergonzarme de acciones que realizo en un espacio donde soy completamente dueña de mis acciones y donde genero el contexto que deseo, en el tiempo y espacio que quiero.
      El objetivo de mi post era exponer la idea de que, es difícil de entender SL, para aquellas personas que no lo han experimentado.

      Creo fervientemente que somos nosotros mismos en SL, nuestros avatarares tienen nuestra impronta, siempre. Ya sea que juguemos desde el anonimato, haciendo cosas prohibidas, tabúes, buenas o malas, siempre es una parte de nuestro ser que se representa, ya sea desde nuestro inconsciente o consciente, algo de nosotros se representa, podemos fingir, pero siempre estará impregnado por nuestra identidad real, al menos esa es mi forma de ver las cosas en este mundo que tantos gratos y buenos momentos me ha brindado.
      Nuevamente, gracias por escribir!

  4. Hasta en un episodio de CSI:New York hay un capítulo que trata de Second Life, pero lo hace ver como algo de gente tarada o excéntrica. En cuanto a “desvirtualizar”, a veces es posible, a veces no. Debe ser una experiencia muy bonita. Se de algunos que se hicieron pareja real después de conocerse en Second Life y otras dos que también lo hicieron y hoy por hoy se detestan. De todo hay y es una de las cosas que tiene SL: la variedad (una cantidad reducida de gente creativa y de buena onda) y la otra parte, desgraciadamente grande de gente con problemas de todo tipo y que solo en un ambiente en el que se sienten “a salvo” pueden hacer todas las porquerías que se les ocurra.

    1. nivecita dice:

      Hola Keka, gracias por pasarte y dejar tu comentario. Siempre recuerdo el capítulo de CSI: New York, especialmente la peluca verde que utilizaba la chica!
      Por suerte hay variedad, tal como tu lo mencionas, de modo qué, en SL “De todo hay”… y gracias que existe variedad, porque de esa manera nunca dejará de sorprendernos… (o eso espero!).

  5. Gustavo.Boehm dice:

    Lamento que aunque la opinión sea bienvenida y se invite a participar, los comentarios no se publiquen.

    1. Berna dice:

      Hola Gustavo.
      Todos los comentarios son moderados porque ya he tenido la desagradable experiencia de una cantidad de “anónimos” atacando el blog porque no les gustara un post mio.

      Hay semanas que estoy muy ocupado y me resulta imposible dedicarme al Blog o a SL, ambos pasatiempos que disfruto mucho y entrar a aprobar comentarios.

      Aportes como el tuyo nos ayudan a toda la comunidad de residentes a intentar comprender desde las experiencias como interactuar en los mundos inmersivos como SL y de los que el futuro parece traernos muchas, muchas novedades.

    2. nivecita dice:

      Gustavo, no queda mucho por agregar a la respuesta de Berna, a veces los tiempos reales nos juegan una mala pasada y SL queda un poco de lado, pero tu comentario ha sido publicado. Gracias por animarte a escribir! Por cierto, dejaré mi comentario en el tuyo, que ha sido un gran aporte al Blog.

Tu opinión es bienvenida, ¡anímate a escribir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s